Al momento de su fundación en 1926, ESPERANZA AUTOMÓVIL CLUB tenía como propósito el desarrollo de competencias de velocidad para autos, motos y bicicletas, colaborar con el turismo, señalización y construcción de caminos.

Apenas fundado sus dirigentes se embarcaron en la  realización de un circuito de características únicas en el mundo para realización de carreras de autos donde se obtendrían velocidades no alcanzadas en otros trazados.

Tras cuatro años de competencias donde se batieron importantes récords, no fue posible continuar con el desafío, por causas varias pero tal vez principalmente la dificultad derivada del enorme costo de preparar y mantener un circuito semipermanente  de 18 kilómetros de recorrido sobre caminos comarcales de tierra, fue determinante.

Los ingresos no alcanzaban a cubrir los costos, ESPERANZA AUTOMOVIL CLUB, entró en un receso , que no influyó en el recuerdo de los que vivieron aquellas jornadas que nos transmitieron sus vivencias lo que hizo que siempre abrigáramos  el anhelo de su resurrección.

En 2012 llegó la posibilidad y un grupo de entusiastas encaró la tarea de reflotarlo, ya no con la idea de las competencias de velocidad sino de reuniones, que evocaran esos tiempos pasados con vehículos de esa época unido a la premisa del resguardo de nuestro rico patrimonio histórico.

Con ese fin de se realizan encuentros, reuniones , eventos, pero además  se ha dado un paso importante al encarar la tarea de fundar un museo que pueda cobijar  esa inquietud, para lo que contamos con la imprescindible colaboración de los Gobiernos de nuestra  provincia y Municipal, el Ferrocarril Belgrano Cargas, la Policía de Provincia, que nos confían en comodato un  galpón que perteneciera a la estación local del ferrocarril Belgrano, hoy desafectada al servicio.

Además, en la actualidad gracias al programa "Clubes Argentinos" del Gobierno Nacional y a que nuestro club desde sus inicios viene cumpliendo con todos los requisitos para desenvolverse legalmente hemos comenzado a recibir aportes.
Esto ya se va viendo reflejado en el avance de la refacción del galón futura sede el museo, donde también influye  el aporte de socios, empresas locales, Pur Sang (E.R.) y beneficios que se realizan.

En primer lugar se ha reemplazado el techo que databa de la época de instalación del ferrocarril en nuestra ciudad y al momento se trabaja en la parte interior restaurando cabriadas, aberturas y mampostería, como puede verse en las fotos que acompañan la presente.